Instrucciones para la utilización del catálogo de pruebas de los laboratorios clínicos.

En los últimos años, los laboratorios clínicos han experimentado un crecimiento importante y el número de pruebas que en ellos se realiza sigue aumentando cada día.

El propósito de este manual, que debe ir creciendo o modificándose con el tiempo, es catalogar las pruebas usuales y no tan usuales que se realizan en los laboratorios de las instituciones dependientes del INSALUD, y en una primera fase, atender a las condiciones de obtención y conservación de los especímenes y preparación del paciente.

Es fácil que alguna prueba que no se realiza en un centro determinado, se derive a otro para ser procesada; si todos utilizamos la misma nomenclatura y sabemos las condiciones en las que debe obtenerse, favorecemos esta comunicación.

Hay que aclarar que una recomendación no es un dogma, y se ha tendido a la simplicidad, por ejemplo, hay pruebas que se pueden realizar en varios especímenes indistintamente, pero en el manual, cuando la prueba se realiza en suero, no se indica entre paréntesis el tipo de espécimen.

Esta versión (2.1) contempla la nomenclatura recomendada en el último año (ver bibliografía). Como en la primera, figuran los sinónimos, el tipo de espécimen, el tipo de muestra y la preparación del paciente.

Por último, si el usuario de este manual aprecia alguna omisión o puede aportar su experiencia puntual en alguna prueba en concreto, agradeceríamos todos su opinión y colaboración. Un manual de estas características debe ser algo dinámico y el fin último es ayudarnos a todos en la realización de nuestro trabajo.

NOMBRE DE LA PRUEBA

Se han seguido los criterios consensuados con las diferentes Sociedades Científicas

NOMENCLATURA RECOMENDADA

Se refiere a la nomenclatura que recomienda la IUPAC.

SINÓNIMOS

Se encuentran reflejados los sinónimos más utilizados y las abreviaturas formales o coloquiales con que también designamos una prueba.

ESPÉCIMEN

Se refiere a la muestra original, tal como se extrae o se recoge del paciente. Puede ser sangre, orina, líquido cefalorraquídeo, etc. En este apartado hay cuatro epígrafes:

  • - Tipo: denomina las distintas procedencias.
  • - Contenedor: donde se extraerá o recogerá el espécimen. En este apartado se incluyen también los conservantes recomendados.
  • - Volumen mínimo: Es el volumen limitante. Lo ideal es que el volumen recogido o extraído esté por encima de este límite, pero se pone el mínimo imprescindible para que sirva de guía a los equipos de extracción. Es de suponer que si la prueba forma parte de un perfil, no se debe sumar más allá de 3 ó 4 veces estos volúmenes mínimos aunque el perfil tenga un gran número de pruebas, ya que generalmente los perfiles se realizan en un mismo equipo, con el consiguiente ahorro de volumen.
  • - Almacenamiento y conservación: En estos dos apartados se recogen las recomendaciones de conservación del espécimen hasta que es llevado al laboratorio y las condiciones de almacenamiento en el mismo. La buena práctica del laboratorio da por sentado que cuando se trata de sangre total hay que centrifugar lo más rápidamente posible en el caso de sangre con anticoagulante o pasados unos 20 minutos, que es el tiempo de retracción del coágulo, en sangre sin anticoagulante, pero en la práctica diaria no suele ser así, por ello se indica el tiempo máximo que se puede almacenar el espécimen a distintas temperaturas.
  • Temperatura ambiente, que se considera 25 1CRefrigerada de 2 a 8 1C Congelada, -20 1C ó -70 1C en casos especiales.

MUESTRA

Se refiere a la muestra tal y como se va a analizar. El espécimen ha tenido que sufrir una manipulación para convertirse en muestra. Se dan instrucciones de almacenamiento para facilitar los procedimientos.

PREPARACIÓN DEL PACIENTE

En este apartado se tomarán en consideración aquellas precauciones si las hubiere, que hay que tomar previa a la obtención del espécimen. Hay cuatro epígrafes a tener en cuenta:

  • - Ayuno: No es imprescindible el ayuno para la mayoría de las pruebas, excepto para algunas que se especifican oportunamente, sin embargo sigue siendo recomendable.
  • - Dieta: Algunas pruebas necesitan una dieta previa en la que se suprimen unos alimentos que pueden interferir.
  • - Supresión de medicación: Hay un gran número de medicamentos que interfieren en las pruebas, bien desde el punto de vista químico o desde un punto de vista fisiológico. Lo ideal sería suprimir toda medicación antes de la obtención del espécimen. En todo caso se especifican oportunamente los medicamentos que interfieren en cada prueba.
  • - Otras consideraciones: En este apartado se hacen recomendaciones especiales como postura que se debe adoptar en la extracción, si está contraindicado el estrés, el fumar, etc.

En la base de datos existen una serie de campos variables que se pueden cumplimentar por los distintos Laboratorios dependiendo de sus características respecto a: facultativo responsable, teléfono de contacto, tiempo de respuesta, etc.