PROGRAMA DE CALIDAD ATENCIÓN ESPECIALIZADA - MEMORIA 1996 - AREA 3: PROTOCOLIZACIÓN DE LA PRÁCTICA CLÍNICA

Los objetivos de este área son:

  • Mejora de la calidad de los procesos asistenciales

  • Profilaxis antibiótica adecuada a protocolo

  • Sondaje urinario de acuerdo a protocolo

OBJETIVO 9.- MEJORA DE LA CALIDAD DE LOS PROCESOS ASISTENCIALES

Cuando la variabilidad en la práctica asistencial no se puede justificar mediante el conocimiento científico ni la epidemiología del problema de salud, sino que refleja las idiosincrasias de los profesionales o del entorno sanitario, nos encontramos ante un problema de variabilidad.

La variabilidad inapropiada puede mostrarse de muchas maneras. Puede verse a través de diferencias no esperables por la variedad biológica, en el diagnóstico de una determinada patología. También puede presentarse en forma de disparidad de criterios en la elección de las pautas de tratamiento, según el facultativo, el área geográfica o, incluso, el nivel de atención sanitaria al que nos refiramos. Otra posibilidad puede ser el hallazgo de variaciones en la frecuencia de efectos adversos o morbi-mortalidad asociada a un determinado diagnóstico o procedimiento terapéutico, no justificables por criterios clínicos.

Los protocolos son recomendaciones que tienen el propósito de influir o ayudar a los profesionales en la toma de decisiones sobre intervenciones en la asistencia sanitaria y muchos opinan que pueden ser útiles en reducir la magnitud de la variabilidad y el uso inapropiado de procedimientos.

La metodología con que se deben desarrollar está basada en la revisión de la literatura científica de forma cuali-cuantitativa y/o por grupos de consenso de expertos .

Los protocolos pueden contribuir a:

  • mejorar la calidad del proceso asistencial

  • disminuir los costos guiando a los clínicos hacia una práctica más estandarizada con estrategia de coste-efectividad

  • facilitar la asignación eficiente de recursos

  • realizar medidas más válidas y comparables de procesos clínicos y sus resultados

  • corregir y mejorar la organización interna de los servicios.

Un resultado adicional seria el de reducir la percepción de los médicos del riesgo que tienen de ser procesados por mala práctica, al constituir un elemento de objetividad al ser juzgados. Sus consecuencias serian una disminución de la práctica de una medicina defensiva con la consiguiente reducción de costos y riesgos para los pacientes. Sin embargo, el cambio de la practica clínica una vez difundidos los protocolos, se está mostrando muy difícil. Se necesita un cambio en la actitud de los profesionales, "la actitud de no saber" que es un importante cambio en la actitud corporativa.

En el C-P de este año se ha incluido el objetivo de adecuar a protocolo 2 procesos frecuentes, comunes para todos los hospitales y con un impacto demostrado en la infección de herida quirúrgica, infección urinaria, estancia media, costos hospitalarios y bienestar del paciente:

  • Profilaxis antibiótica

  • Cuidados del paciente sondado

Además se ha dejado abierto a cada hospital el priorizar aquellos procesos en los que se hubiera demostrado gran variabilidad, o déficit de calidad, para diseñar protocolos e implantarlos.

Objetivo: Desarrollar e implantar protocolos en procesos frecuentes

A este objetivo contestan 31 hospitales, de los cuales 27 tienen algún grupo de mejora en funcionamiento.

GrupoNº HospitalesNº Grupos de MejoraMínimoMáximo
I62,7 ± 1,615
II82,9 ± 2,417
III210 ± 7,0515
IV610,8 ± 12,7335
V57,6 ± 8,8122
INSALUD276 ± 7,7135

De los 27 centros con grupos de mejora en funcionamiento, 26 tienen más de un protocolo o guía de práctica clínica desarrollado.

GrupoNº HospitalesNº de protocolos o guíasMínimoMáximo
I64,3 ± 3,3110
II85,1 ± 7,4123
III29,5 ± 7,8415
IV520 ± 14,1435
V57,6 ± 8,8122
INSALUD268,6 ± 9,9135

De los 26 centros con protocolos desarrollados, tan sólo 16 han realizado la evaluación de la implantación de al menos uno de ellos. La heterogeneidad de los datos de la evaluación de estos 16 hospitales hacen difícil dar un resultado global.

OBJETIVO 10.- PROFILAXIS ANTIBIOTICA ADECUADA A PROTOCOLO

Criterios de evaluación:

  • Indicación o no de la administración de la profilaxis.
  • Tipo de antibiótico utilizado.
  • Momento de la administración.
  • Dosis.
  • Vía de administración.
  • Duración de la profilaxis.

Sólo deberá considerar que la profilaxis antibiótica es correcta (de acuerdo a protocolo) cuando se cumplan los 5 criterios anteriores. Se considerará de igual forma profilaxis incorrecta, cuando en el protocolo conste que no está indicado administrar profilaxis y ésta se administre.

Este objetivo ha sido contestado en más o menos grado por 53 hospitales, pero de ellos 51 han realizado correctamente la evaluación. La primera gráfica muestra en qué porcentaje existe en los centros un protocolo explícito de profilaxis antibiótica para todos los servicios quirúrgicos.

% de existencia de Protocolo de Profilaxis Ab

% Profilaxis adecuada a protocolo

GrupoNº HospitalesResultadoMínimoMáximo
I16(1667/2004) 83%10%100%
II17(2954/4776) 62%16%100%
III5(315/698) 45%31%83%
IV10(2273/3521) 64%33%79%
V3(885/905) 98%85%100%
INSALUD51(8094/11904) 68%10%100%

Comparación 1995-1996. % Adecuación de profilaxis Ab. a protocolo.

Adecuación a protocolo de profilaxis Ab. a protocolo en Cirugía General

GrupoNº HospitalesResultadoMínimoMáximo
I15(501/644) 78%0%100%
II13(611/975) 63%0%100%
III4(49/108) 45%22%79%
IV8(596/952) 63%12%100%
V2(700/700) 100%---100%
INSALUD42(2457/3379) 73%0%100%

Adecuación a protocolo de profilaxis Ab. a protocolo en Traumatología

GrupoNº HospitalesResultadoMínimoMáximo
I15(472/608) 78%28%100%
II11(266/509) 52%0%100%
III4(57/207) 28%13%41%
IV8(527/793) 66%44%100%
V1(16/16) 100%---100%
INSALUD39(1338/2133) 63%0%100%

Adecuación a protocolo de profilaxis Ab. a protocolo en Ginecología

GrupoNº HospitalesResultadoMínimoMáximo
I15(407/828) 49%17%100%
II10(489/631) 77%46%100%
III5(53/109) 49%22%80%
IV6(294/389) 75%39%91%
V1(52/61) 85%---85%
INSALUD39(1295/2018) 64%0%100%
Hospitales en el nivel de la excelencia
Alcañiz. Teruel.Comarcal de Jarrio. Coaña.Comarcal de Hellin. Albacete.Gutierrez Ortega. Valdepeñas. Ciudad Real.Campo Arañuelo. Navalmoral. Cáceres.Ciudad de Coria. Cáceres.Virgen del Puerto. Plasencia. Cáceres.Niño Jesus. Madrid. Virgen de La Torre. Madrid.

OBJETIVO 11.- SONDAJE URINARIO DE ACUERDO A PROTOCOLO

Las ventajas e inconvenientes de evaluar mediante indicadores de resultado ya fueron descritos en los trabajos clásicos de Donavedian. Sus ventajas residen en la capacidad de sintetizar multitud de aspectos de la calidad asistencial en un único indicador, que se puede medir de forma precisa, y que es reflejo tangible de un efecto adverso de la asistencia sanitaria. Por otro lado, su limitación principal es que éste tipo de indicadores miden a la vez la capacidad del sistema de cuidados para conseguir ciertos resultados, junto con el grado en que estas habilidades han sido puestas en practica. Así utilizar tan sólo indicadores de resultado en forma de tasa de infección, como único indicador de calidad de la asistencia, no refleja la adecuación del cuidado. Esta es la razón de la importancia de monitorizar ciertas variables de proceso, como por ejemplo el uso apropiado de instrumentación médica, como indicadores de la calidad de los procesos. Esta es, precisamente, una de las justificaciones del presente objetivo.

En el 100% de los 49 hospitales que evalúan este objetivo, existe un protocolo explícito de sondaje urinario.

% de adecuación de sondaje a protocolo

GrupoNº HospitalesResultadoMínimoMáximo
I16(733/1006) 73%26%100%
II14(1102/1207) 91%70%100%
III6(263/349) 75%11%99%
IV10(1493/2053) 73%62%100%
V3(198/355) 56%50%100%
INSALUD49(3789/4970) 76%11%100%





Comparación 1995-1996. % de Adecuación de sondaje urinario a protocolo.

Hospitales en el nivel de la excelencia para este objetivo
H. Central de Asturias. Oviedo.H. General de Guadalajara. Complejo Hospitalario Virgen Blanca. León.Complejo Hospitalario de SalamancaH Infanta Cristina. Badajoz. H. Santa María del Rosell. Murcia.